Usamos cookies mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Más información

El blog de Cartesa

La carne de cerdo: sus beneficios para la salud

La carne de cerdo: sus beneficios para la salud

La carne de cerdo pertenece al grupo de las carnes blancas, por sus características de composición y color, junto a las aves de corral. 

Su diferencia nutricional con la carne roja es que la cantidad y la calidad de la grasa que contiene la carne blanca es mucho menor. 

La composición nutricional de la carne de cerdo varía según el corte. Aporta menos grasa que la carne roja, proteínas de alto valor biológico y un moderado aporte graso en el que predominan los ácidos grasos insaturados. 

Para mantener una alimentación variada y equilibrada se recomienda que la ingesta diaria de grasas no sobrepase el 30% del total de la energía diaria, ni que el 10% de estas sean saturadas.

 La carne de cerdo nos ayuda a cumplirlo ya que únicamente un tercio de su grasa es saturada y cumple el perfil lipídico ideal de la carne (ácidos grasos monoinsaturados entre el 43 y 66%, poliinsaturados inferiores al 23% y los saturados inferiores al 33%) con unos ácidos grasos monoinsaturados del 42,9%, los poliinstadurados del 15,9% y saturados del 34%. 

Este alto porcentaje de grasa monoinsaturada, del tipo ácido oleico, eleva el colesterol HDL (bueno) y baja el colesterior LDL (malo). 

Todo ello hace que la carne de cerdo sea un alimento estrella en una vida saludable.